0_Original B.png
Facetune_02-06-2021-18-30-05.JPG

Conocido por su seudónimo, Niño Rubén (Doña Mencía, 1997) refleja en su carrera como concertista la unión de todas sus inquietudes. Instrumentista y compositor español especializado en música flamenca, es subrayado como uno de los fagotistas más conocidos y aclamados en todo el mundo. Reconocido como el creador del fagot flamenco, ha construido un sonido único e inconfundible influenciado por la esencia de sus raíces. A lo largo de su obra se revela una nueva mirada que expande las fronteras del arte y del flamenco.

Inicia su aprendizaje musical a la edad de nueve años en el Conservatorio Profesional de Música de Lucena, donde tiene su primer encuentro con el fagot de forma completamente casual. Debuta como solista con solo trece años y obtiene su primer reconocimiento en el año 2014, el Premio Especial de la Asociación de Doble Caña de Sevilla, concedido por su «destacable interpretación y talento musical». Finaliza su formación profesional al año siguiente con uno de los mejores expedientes de su promoción, consigue ser uno de los becados por parte de la Unión Europea y unos de los ganadores del Premio Germán Romero Bellido; además de colaborar junto a numerosas formaciones instrumentales y orquestas de todo el territorio nacional.

Por otro lado, desde muy temprana edad empieza a esbozar sus primeras composiciones y a construir un estilo influenciado por las músicas de tradición oral. En 2014 estrena su primera obra y en dos años una de las editoriales más importantes especializada en instrumentos de doble lengüeta publica todo su trabajo como «algo totalmente diferente, original y desafiante». Durante el año 2016 se despide de toda su trayectoria más ortodox

ortodoxa y comienza una carrera sin precedentes en la historia de la música al combinar ambas facetas con el fascinante mundo del flamenco.

El 2 de junio de 2017 sale a la luz «Al toque del fagot flamenco», un trabajo en el que Rubén detalla los resultados de su investigación y expone una nueva técnica con la que incorpora a su instrumento en el marco del flamenco por primera vez en la historia. Esta obra es considerada la primera metodología que estudia la estética y la interpretación del género. Tras su publicación, la editorial TrevCo Music Publishing le concede la distinción de «creador del fagot flamenco».

Un primer trabajo esencial para comprender cómo nace el universo sonoro de Niño Rubén. Durante tres años consecutivos, presenta en riguroso directo a su fagot como el nuevo color del arte flamenco. En este cortometraje desvela los primeros destellos de un toque muy personal e inédito hasta el momento.

Escasos días después de mostrar su innovación, recibe uno de los premios de la Fundación Cruzcampo que apuestan por el «Talento del Sur».

 
 

El nacimiento del fagot flamenco (2019)

«Rubén Jiménez presenta con un concierto en el Castillo el lado flamenco del fagot. Su fagot se desprendió de las melodías clásicas a las que nos tenía acostumbrados y permitió descubrir a los asistentes nuevos sonidos, armonías flamencas y ritmos hasta ahora desconocidos para este instrumento» (El Bermejino).

 

La novedosa sonoridad del fagot flamenco es escuchada por primera vez en un íntimo espectáculo el 2 de julio de 2017 como homenaje al cantaor Camarón de la Isla. Según palabras del propio intérprete, gracias a este cantaor empieza a enamorarse del flamenco. Carmen Romero, alcaldesa de Doña Mencía, presenta el acto diciendo: «Esta invención nace de su propia necesidad de expresión. Le brota como brota el flamenco, de sus propias entrañas».

Continúa la presentación de su fagot flamenco el 30 de agosto de 2018 ante los instrumentistas de doble caña dentro de las actividades del XLVII Congreso de la International Double Reed Society en Granada. Los asistentes lo despiden con una gran aclamación y la crítica internacional lo sitúa como el embajador de la cultura andaluza y uno de los fagotistas más innovadores hasta el momento. La revista Reeding Matter, perteneciente a la Australasian Double Reed Society, selecciona su participación como una de las más representativas dentro de estas conferencias.

Durante su afamado debut el 30 de agosto de 2018, el joven fagotista es uno de los artistas más aclamados. Arek Adamczyk, doctor en la Academia de Música Paderewski de Poznan, acaba impresionado por su recital: «El fagot flamenco de Niño Rubén fue lo más destacado de toda la conferencia de la International Double Reed Society. Su interpretación fue excepcional. Realmente me impresionó su sonido vivo y ardiente que se convirtió en parte integral de este sorprendente espectáculo flamenco».

 

Otra de las críticas más destacada es la del fagotista Gonzalo Brusco: «Seguramente debe ser de los fagotistas más innovadores que he visto en los últimos tiempos. La sorpresa y expectativa inicial va dejando paso a un muy agradable momento musical. El generoso aplauso final del público fue un valioso reconocimiento a su forma de ejecutar el fagot, muy natural y original. El espectáculo se ha destacado en el marco de tan importante evento, donde también han participado otros artistas españoles, pero ninguno con obras tan emblemáticas de la cultura andaluza. Afortunadamente existe gente como él que no solo representa a su cultura de manera valiosa, sino que abre al repertorio del fagot de todo un mundo de nuevas posibilidades».

El 9 de agosto de 2019 finaliza su debut ante el público flamenco en la Catedral del Cante durante el LIX Festival Internacional del Cante de las Minas de La Unión, donde estrena “Lâ primerâ páhinâ de nuêttro diario”.

 

Con ello, concluye la producción del cortometraje El nacimiento del fagot flamenco en la Peña Flamenca de Lucena, la tercera más antigua del mundo. Este audiovisual es el primero que se comparte públicamente, ya que durante los años posteriores Niño Rubén se aseguró de que nadie escuchara su fagot flamenco.12 De esta manera, como expone ExpoFlamenco, «el joven músico cordobés sitúa este instrumento de viento en primera línea del flamenco».

 

El 28 de marzo del 2020, la periodista María Isabel R. Palop escribe en El Periódico Extremadura: «Conoce la dificultad que entraña que un instrumento desconocido para el gran público como es el fagot sea acogido, y llevarlo a su propio universo. Un universo que suena a flamenco, a diferentes colores tímbricos, a descubrimientos y a nuevas experiencias. Solo una mirada limpia, nueva, y ávida de conocimiento podía encontrar la unión entre este instrumento tan ligado a la música clásica y el desgarro del flamenco. Una nueva forma de observar. Como los ojos de un niño».

 

Algunas de las críticas: «Valiente y arriesgado, respetando tradición y ampliando las fronteras del flamenco. Un cordobés de la Subbética que revaloriza un instrumento, hasta ahora, un tanto escondido» (Leonardo Sardiña), «Niño Rubén is known for introducing the bassoon to new musical styles. Flamenco and bassoon have never before been associated with one another» (June Emerson Wind Music).